Lorenzo Meyer, un historiador comprometido con el presente

Lorenzo-Meyer_maxresdefault

Historiador y académico que incursionó en el periodismo para convertirse en uno de los analistas de la realidad política más seguidos. Su estilo ameno, erudito y crítico lo han posicionado como un referente para entender el caos (aparente) del México de hoy.

5 mzo 2015.- No lo aparenta, pero acaba de cumplir 73 años. Mantiene un ritmo de trabajo envidiable. Encarna plenamente aquella afirmación de que la edad es un estado de ánimo y una actitud ante la vida. Vive a tope, día tras día. Y sin embargo, se da una pausa para responder nuestras preguntas, aunque aclara con enorme gentileza: “Contesto de manera breve pues me falta tiempo para todo lo que debo atender”.

Otro Ángulo: Mencione tres cambios que considera indispensables para México.
Lorenzo Meyer: 1) Cambio en la estructura social (disminuir la desigualdad). 2) Cambio en la naturaleza del sistema político (hacer efectiva la supuesta transición democrática). 3) Cambio en el sistema de impartición de justicia.

OA: ¿Cómo percibe el activismo social en México y qué perspectivas le ve?
LM: El activismo de ciertos grupos de ciudadanos llena en parte el vacío dejado por un sistema de partidos que no funciona como liga entre gobierno y sociedad.

OA: ¿Qué ha aportado internet al activismo político y social y al acceso a la información?
LM: El internet permite la comunicación instantánea y directa entre los miembros de la sociedad civil. Además, ofrece alternativas para obtener información… y la información es poder.

OA: Y en particular, ¿qué han aportado las redes sociales al activismo político y social y al acceso a la información?
LM: Las redes sociales están permitiendo la comunicación y la organización de actos políticos, de manifestaciones pública de grupos de la sociedad civil, y también diseminar de manera instantánea opiniones y juicios sobre asuntos públicos.

OA: ¿Cuáles son los mecanismos de control (o enajenación) que más amenazan a los individuos y a la sociedad en México?
LM: Los mecanismos de control son los medios, en particular la televisión, que ofrecen visiones no plurales sino parciales o falsas de los temas que atañen a los asuntos de interés público.

OA: ¿Hay lugar para el humor en la lucha política y social? De ser así, ¿cuál es o debe ser ese lugar?
LM: La ironía es un disolvente de la solemnidad que el poder quiere darle a su ejercicio.

OA: De lo que leyó el último año, ¿qué libro recomienda?
LM: Los ensayos de Tony Judd, fallecido recientemente, y el libro de Thomas Picketty [El capital en el siglo XXI].

OA: De lo leído en toda su vida, ¿qué libro consideraría un clásico personal?
LM: Uno que leí en mi niñez del autor italiano Edmundo de Amicis, traducido al español, ‘Corazón’ diario de un niño.

OA: ¿Qué música le ha marcado?
LM: Muchos géneros, desde la música popular y folklórica mexicana, latinoamericana, anglosajona, hasta la clásica: Bach, Vivaldi y muchos más.

OA: De las múltiples expresiones artísticas, mencione alguna de su preferencia.
LM: La novela y el cine.

OA: ¿Qué lo impulsó a pasar de la vida de académico e investigador a la vida pública; del aula y el gabinete al escenario del debate político y social?
LM: La necesidad de expresarme ante un público mayor y dar voz de manera directa, pública, a mi crítica al sistema social y político de México.

OA: En una entrevista, Eric Hobsbawm dijo: “Si los hombres no alimentan un ideal de un mundo mejor, pierden algo (…) La humanidad no podría subsistir sin las grandes esperanzas, sin las pasiones absolutas. Aun cuando éstas sean derrotadas”. ¿Qué opina de esta idea?
LM: Que es exacto. La utopía permite soportar las deformidades del mundo real.

OA: Para usted qué significa la expresión “ejercer nuestro derecho a vivir la contemporaneidad”.
LM: Nada en particular.

Lorenzo-Meyer_Ntra-tragedia-persistente

Perfil
Lorenzo Francisco Meyer Cossío es un personaje multifacético. Su intensa vida se reparte entre la investigación, la docencia, la escritura de libros, el análisis de la realidad actual en televisión (Canal Once) y en radio (MVS con Carmen Aristegui) -hasta marzo de 2015-, la elaboración de artículos de opinión para medios impresos (diario Reforma, revista Proceso), la presentación de libros, la impartición de seminarios y conferencias sobre temas coyunturales: la reforma energética, la violencia y los organismos institucionales, el sistema político mexicano, el futuro de la izquierda, el estado de la democracia y el autoritarismo, los partidos, los procesos electorales… Y la lista continúa pero, por consideración al lector, hacemos un punto y aparte.

Es autor de diez libros que abordan diversos temas de la realidad mexicana, en los que se enlazan historia, política y sociedad. Ha participado en libros colectivos como autor de capítulos; en otros textos ha realizado las tareas de editor, coordinador o compilador.

Su estilo, a un tiempo ameno, ilustrado y crítico, provocó desde hace décadas entusiasmo entre los lectores de sus ensayos históricos, mismo que se extendió a sus textos de análisis político en medios periodísticos.

Sus méritos profesionales y académicos le han hecho merecedor de los principales premios tanto de investigación como de periodismo; ha obtenido becas de las más importantes fundaciones internacionales y diversos reconocimientos académicos.

Fue demandado sin éxito por el director del diario Milenio, Carlos Marín, por un comentario de Meyer que presuntamente había dañado “el honor y el prestigio profesional” de Marín. La Suprema Corte de Justicia de la Nación rechazó en tres ocasiones la insistente demanda, que finalmente fue desechada.

Fue un litigio irrelevante para su enorme público, que considera a Lorenzo Meyer un referente, por ser una de las voces más críticas, analíticas, calificadas e independientes del México contemporáneo.

[Gerardo Moncada]

,

3 Responses to Lorenzo Meyer, un historiador comprometido con el presente

  1. Miguel Alba 27 octubre, 2015 at 5:47 pm #

    SI TODOS LOS ACADÉMICOS Y SEUDO INTELECTUALES DE ESTE PAÍS MISERABLE DE CONCIENCIA Y VALOR CIVIL FUERAN COMO ESTE GRAN SEÑOR Y SER HUMANO SERIA OTRA VIDA LA QUE LLEVÁRAMOS.,ES VERGONZOSO QUE SE CUENTE POR EJEMPLO CON UNA INSTITUCIÓN TAN VALIOSA COMO LA UNAM CON TODA ESA GAMA DE CIENCIA Y CONOCIMIENTO Y SIN EMBARGO NO SE REFLEJA PARA NADA EN LA VIDA COMÚN DE CUALQUIER CIUDADANO,LO CUAL SERIA SU OBLIGACION.,CALLADITOS SE VEN MAS BONITOS “TODOS LOS ACADÉMICOS DE LAS MAS IMPORTANTES INSTITUCIONES EDUCATIVAS”., AL IGUAL QUE LOS SEUDO INTELECTUALES CUYAS CONCIENCIAS SON CALLADAS CON DINERO DEL PUEBLO.,”MIL GRACIAS MAESTRO MEYER POR NO SER ASÍ”

  2. Alma Delia Mota Martínez 1 agosto, 2015 at 12:34 am #

    Mi respeto al doctor Lorenzo F. Meyer. Lo escuché por primera vez en el programa de radio (M..no se qué), que conducía la entrañable C. Aristegui. Él, Denisse Dresser y Sergio Aguayo, hacían de los lunes un día para conocer a profundidad y cabalidad, esos temas que en otros medios “informativos” sólo pasaban a ser noticias fugaces y escuetas.
    Agradezco mucho la semblanza que hace del Doctor Meyer.

    • EditorialOtroAnguloINFO 2 agosto, 2015 at 4:58 pm #

      El agradecido soy yo (GM). Saludos.

Deja un comentario