#NoShopultepec | #SíChapultepec

Chapultepec-Corredor-comercial

5 oct 2015.- Un grupo plural de más de 250 ciudadanos hicieron público hoy un comunicado en el que rechazan el ahora llamado proyecto “Corredor Chapultepec” (antes Corredor “Cultural” Chapultepec). Consideran que si bien es necesaria una intervención en la avenida Chapultepec del Distrito Federal, no lo es lo que propone el proyecto planteado por el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, y el titular de la Agencia de Promoción de Inversiones de la Ciudad de México, Simón Levy. Entre los firmantes están vecinos, especialistas, decenas de arquitectos, urbanistas, museógrafos, artistas, columnistas, periodistas, defensores de derechos humanos, académicos y ciudadanos en general.

Por citar sólo a algunos: los arquitectos Teodoro González de León, Víctor Legorreta, Alberto Kalach y Miquel Adrià; los urbanistas Roberto Remes, Rodrigo Díaz, Onésimo Flores, Salvador Medina y Andrés Lajous; los curadores de arte Ana Elena Mallet y Cuauhtémoc Medina; los escritores Ariel Rodríguez Kuri, Verónica Murguía, David Huerta y Juan Villoro; los columnistas Denise Dresser, Gerardo Esquivel, José Merino y Sergio Aguayo; los defensores de derechos humanos Jesús Robles Maloof y Daniel Gershenson; los ambientalistas Luis Zambrano y Claudia Campero; los artistas y productores Dolores Heredia, Ximena Sariñana y Lynn Fainchtein; las organizaciones vecinales Asociación en Defensa Roma-Condesa, Movimiento @No Corredor, el Colectivo “Juárez no ha muerto”, Observatorio Vecinal de la Colonia Juárez, Plataforma Vecinal de la Colonia Juárez y Asociación Salvo Lomas; las organizaciones Colectivo Camina Haz Ciudad, Bicitekas, Greenpeace y la Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata, entre otros (OtroAngulo también sumó su firma).

El comunicado dice:

Quienes firmamos este desplegado estamos a favor de la recuperación de la avenida Chapultepec. Estamos a favor de amplias banquetas bien diseñadas, accesibles para todos y con grandes y generosos árboles que
den sombra. Estamos a favor de un transporte público eficiente, ordenado, moderno y adecuado para nuestra ciudad. Estamos de acuerdo en ordenar el flujo vehicular para privilegiar al peatón y a la bicicleta de acuerdo con los más altos estándares internacionales de movilidad. Estamos de acuerdo con que existan un número limitado de espacios comerciales con cafés y puestos de periódicos y libros, además de bancas, de fuentes y de juegos; con que haya señalización clara e iluminación adecuada, con horario para transporte de carga y mejor servicio de limpia. Deseamos que sea una calle segura para todos. En fin, estamos de acuerdo con estas pequeñas pero grandes mejoras que, multiplicadas, harán que nuestra ciudad sea habitable para todos.

Somos un grupo plural, con opiniones diversas en muchos temas, incluyendo los mecanismos de financiamiento en la recuperación de nuestras calles. A pesar de nuestras diferencias, no estamos de acuerdo con el Corredor Chapultepec que el jefe de gobierno del Distrito Federal y el titular de la Agencia de Promoción de Inversiones de la Ciudad de México, así como los inversionistas del proyecto y sus arquitectos proponen, porque:

Primero, es necesaria una intervención en Av. Chapultepec, no ésta: son muchos los especialistas que han cuestionado la pertinencia de colocar un centro comercial sobre una estructura elevada para “recuperar la calle” en términos urbanos pero también financieros, de la gestión misma del proyecto y del empobrecimiento del espacio público. La opción a nivel, supuestamente bajo consideración, no ha sido debidamente detallada ni publicitada. La necesidad de un proyecto así debe determinarse mediante un decreto de la autoridad que haya surgido del análisis plural de especialistas y la participación activa de los ciudadanos.

Segundo, no hubo participación ciudadana: esta es una exigencia democrática en proyectos que plantean cambios radicales en la ciudad. Resulta fundamental que este proceso se inicie antes de que se trabaje en la definición de las propuestas y no que se limite a una consulta atropellada sin que haya habido ni información ni la discusión suficientes. En sí, los compromisos financieros y legales asumidos por ProCDMX antes de presentar públicamente el proyecto limitan de manera fundamental las alternativas que pudieran ser puestas en consideración de la ciudadanía.

Tercero, no fue transparente: aunque se hayan cumplido en tiempo y forma ciertos requerimientos legales, el proyecto se presentó de manera pública y amplia una vez que todas las decisiones importantes habían sido tomadas. No hubo un concurso público de arquitectura, ni un contraste real entre las alternativas posibles. El proceso parece diseñado para justificar un proyecto comercial seleccionado previamente.

Cuarto, no es cultural: al revisar los planos del proyecto propuesto y ante la falta de uno avalado por la Secretaría de Cultura, los mismos miembros del Consejo Consultivo, designados por ProCDMX, solicitaron quitar en toda la presentación del proyecto el calificativo de cultural, lo que implica que toda la información proporcionada hasta ahora de manera oficial ha estado basada en un equívoco y resulta, por tanto, engañosa y poco confiable para tomar decisiones a partir de la misma.

Quinto, no es en beneficio público: la manera en que se ha querido presentar este proyecto en específico como ganancia para la mayoría, no es sino un negocio para unos cuantos. Ello lo pone en entredicho.

Por tanto, afirmamos que en beneficio de la ciudad entera es deseable y posible un gran proyecto de intervención urbana en avenida Chapultepec diferente y que sirva de auténtico modelo para una ciudad plural y democrática, que no ve a sus ciudadanos como consumidores.

Por lo anterior, exigimos de nuevo:

1. La derogación de la Declaratoria de Necesidad del 19 de mayo del 2014 y la cancelación de todos los actos derivados de ese decreto y, por tanto, del actual proyecto del “Corredor Chapultepec”, y

2. Abrir un nuevo proceso, auténticamente participativo y transparente, para imaginar la calle considerando los intereses y las necesidades de todos los habitantes de la ciudad, privilegiando al peatón, al ciclista y al usuario del transporte público, de acuerdo con las mejores prácticas urbanas contemporáneas y en cumplimiento con las intenciones declaradas por el propio Gobierno del Distrito Federal.

Tenemos la oportunidad y la obligación de colocar el interés común por encima de los intereses de unos cuantos.

Así concluye el comunicado. Para más información acerca de este proyecto se recomienda leer los siguientes artículos:

Argumentos engañosos para justificar el Corredor “Cultural” Chapultepec (Salvador Medina).
12 razones para oponerse al Corredor Chapultepec (Rodrigo Díaz).
Shopultepec y la simulación, o la lógica de Va porque va (Alberto Serdán).

[ Gerardo Moncada ]

 

One Response to #NoShopultepec | #SíChapultepec

  1. Archibaldo Hope 6 octubre, 2015 at 11:22 pm #

    Me sumo a los solicitantes, como individuo y como Salvo Lomas Chapultepec, A.C. Que presido.

Deja un comentario