Fences, de Denzel Washington

fences

VIDEOTECA

Fences (Barreras, Denzel Washington, 2016) es una intensa pieza teatral llevada al cine. Se ubica en la década de 1950 y aborda los esfuerzos de un hombre mayor, ex jugador de beisbol, por consagrarse a su familia luego de llevar una vida desordenada. Vive en condiciones precarias; trabaja como recolector de basura y puntualmente entrega el reducido sueldo a su esposa para que lo administre. Se preocupa por lo estructural, como dar mantenimiento a su casa, y asume su responsabilidad, pero no es feliz; a la menor provocación dejará de ser un personaje dicharachero, bromista, parlanchín para escupir sus rencores y frustraciones.

Los maltratos fueron parte de su vida, aprendió a defenderse y está convencido de que esa es la única forma de sobrellevar la existencia. Vive en guerra con el mundo, de ahí su obsesión por construir las cercas (fences) que resguarden su casa, aunque él mismo provoque el debilitamiento al interior.

Las interpretaciones de Denzel Washington y Viola Davis son espléndidas, estableciendo un notable contraste entre el hombre desbordado y la mujer contenida.

La obra fue escrita por el dramaturgo August Wilson y forma parte de una decena de obras llamadas The Pittsburgh Cicle. Están ambientadas en un barrio afroamericano de esa ciudad y hacen referencia a su vida cotidiana. Cada obra aborda una década del siglo 20.

Si bien la realización cinematográfica está muy cercana a una puesta teatral, se salva por la intensidad y brillantez de los diálogos. Es tal la sutileza con que el dramaturgo filtró los problemas de clase de los afroamerianos y las dificultades de ascenso que con mínimos cambios la historia podría referirse a cualquier otra minoría étnica o social. Y más allá del status, creó personajes con fragilidades y anhelos comunes a cualquier ser humano.

Fences es una de esas obras magistrales que abordando lo local y particular logran expresar temas universales.

Escrita y estrenada en 1987, fue reconocida ese año con el Premio Pulitzer como la mejor obra de teatro dramática. A los intentos por llevarla al cine, el autor puso como condición que fuera dirigida por un afroamericano, lo cual finalmente ocurrió con Denzel Washington.

Este filme fue nominado a los premios Oscar 2017 en las categorías de Mejor película, Mejor actor, Mejor actriz de reparto y Mejor guión adaptado. Por su actuación, Viola Davis ya recibió el Premio de la Crítica Cinematográfica (Critic’s Choice) y el Globo de Oro 2017, como actriz de reparto.

[ Gerardo Moncada ]

 

Otras nominaciones al Oscar 2017
La La Land
Manchester by the sea (Manchester frente al mar)
Hell or high water (Enemigo de todos)
Hidden figures (Figuras ocultas)
Hacksaw ridge (Hasta el último hombre)

 

No comments yet.

Deja un comentario