Los otros vampiros: Jarmusch, Amirpour, Burton, Clement-Waititi

Solo-los-amantes-sobreviven

VIDEOTECA

Para Día de Muertos y Halloween… Cuando parecía que la saga Crepúsculo (2008-2012) había absorbido hasta la última gota del cine de vampiros, llegaron varias cintas que refrescaron el género.

La deliciosa y melancólica eternidad
Con Sólo los amantes sobreviven (Only lovers left alive, 2013), Jim Jarmusch creó una película exquisita, con vampiros intelectuales, amantes de la memoria, la vida, la naturaleza, el arte (su historia personal es la historia del arte). Algunos son artistas que han cedido con discreción sus obras a talentos de distintas épocas. Sobreviven adaptándose a las circunstancias de cada era, pero en la actualidad enfrentan el riesgo de la sangre contaminada, por lo que recurren a depósitos de sangre en hospitales. Con excelentes caracterizaciones, los vampiros más viejos tienen una visión amplia de la sociedad humana y son más sabios y mordaces; otros, los jóvenes con menos de mil años, se desesperan ante el derrotero de la humanidad (y claro, los chavales que apenas tienen algunos cientos de años quieren devorarse el mundo de un jalón). Con una fotografía de Yorick Le Saux, Jarmusch desarrolla una estética visual refinada, en blanco y negro, sacando enorme provecho de la quebrada y semiabandonada ciudad de Detroit. La banda sonora de Jozef van Wissem, con algunas piezas de SQÜRL, es un delicioso complemento.

Justiciera nocturna
En un Irán donde las costumbres de Occidente irrumpen con violencia para mezclarse con resabios de cruda misoginia, una joven vampira observa a los personajes que deambulan por la noche y, a su manera, reparte justicia al saciar sus necesidades de sangre. Es otro personaje melancólico que en el fondo anhela ser amado. Ana Lily Amirpour, la directora que debutó con esta cinta titulada La chica que camina sola por la noche (A girl walks home alone at night, 2014), ha descrito su film como “el primer spagueti western iraní de vampiros”, una broma que algo tiene de cierto en lo que se refiere a la reactualización y mezcla de géneros cinematográficos, con una visión fresca, aderezada con una banda sonora que reúne lo regional, subterráneo, alternativo, con un toque de western e indie rock. Esta cinta también juega con el blanco y negro. La trama es consistente y bien resuelta.

Vida vampira, el reality
Entrevista con unos vampiros (What we do in the shadows, 2014) es una divertida doble parodia. Por un lado, es una eficaz broma acerca de las personalidades de los vampiros clásicos que comparten una casa en Wellington, Nueva Zelanda. Por otro lado, es una burla de los reality shows que hoy saturan la televisión comercial (y hasta la cultural). Así, la cámara sigue la vida diaria de estos vampiros y sus conflictos interpersonales, revelando las aspiraciones, las frustraciones y los resentimientos. Destaca la musicalización, intencionalmente cursi, para los momentos críticos y los instantes íntimos de confesiones a la cámara. Un disfrutable film de Jemaine Clement y Taika Waititi, quienes escribieron el guión, dirigieron la película y además la actúan.

Buenos personajes en una historia débil
El largo y exitoso historial de Tim Burton en el cine de horror tuvo un momento oscuro con Sombras tenebrosas (Dark shadows, 2012). La película, que surge de un serial televisivo, reúne un elenco actoral de primera línea: Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Helena Bonham Carter, Jonny Lee Miller. El evidente esmero puesto en perfilar a los personajes no fue igualado en la construcción de la historia que, pese a sus buenos momentos y aciertos visuales, no logra la consistencia y contundencia de otras cintas de Burton.

[Gerardo Moncada]

 

Notas relacionadas: Videoteca.

No comments yet.

Deja un comentario