Copie conforme, de Abbas Kiarostami

VIDEOTECA

Hay un alto riesgo en las películas que son casi teatro. En los casos más afortunados, la limitación de recursos va acompañada de profundidad en los diálogos y una elevada exigencia a los actores. Así es Copie conforme (2010), del director iraní Abbas Kiarostami.

Una pareja madura se encuentra en la Toscana para compartir unas horas. Conversan, discuten, se enfadan, se calman… por un momento nos da la impresión de que se conocen y al siguiente nos parecen desconocidos que fueron unidos (casi forzados) por el azar. Los diálogos conducen en forma recurrente a los problemas conyugales, con ideas muy sugerentes acerca de las promesas:

“No se aferren a una promesa. Lo único que hace funcionar a un matrimonio es el esmero… y la conciencia de que las cosas cambian, y esto no lo puede impedir una promesa”,

en torno a los inevitables exabruptos entre los miembros de una pareja:

“La moderación en todo sería lo ideal, pero lo ideal no existe. Sería estúpido sentirnos miserables por culpa de un ideal”,

o acerca de los planes de vida:

“La especie humana ha olvidado que el propósito de la vida, el sentido de la existencia, es la diversión, el placer”.

La película tiene un tono agridulce, que resulta perfectamente soportable para quienes aman a Juliette Binoche.

Detrás de las cámaras

En una charla en Irán, Kiarostami relató a Binoche una anécdota y la actriz dijo que podría ser un filme. A partir de entonces, el director escribió el guión pensando siempre en que lo interpretaría la actriz francesa. Fue una afortunada convergencia de talentos e intereses. En el Festival de Cannes de 2010, Binoche obtuvo el premio a la mejor actriz por esta interpretación.

Y quienes buscan algo más, no pueden perderse este excelente documental de Irene Bufo.

[ Gerardo Moncada ]

 

,

No comments yet.

Deja un comentario