Las brujas de Zagarramurdi, de Álex de la Iglesia

VIDEOTECA

Siempre he disfrutado el humor irreverente del director español Álex de la Iglesia, así como el eficaz manejo de sus historias que oscilan entre una convencional película de género (satanismo, brujería, terror psicológico) y la sátira despiadada al mismo.

Ese es el caso de Las brujas de Zagarramurdi (2013), donde retoma el caso más conocido de ejecución de mujeres acusadas de brujería en España en 1610 y lo actualiza con temas de amplia presencia hoy en día como el reposicionamiento social de las mujeres, la reivindicación de las “mujeres de poder” (conocedoras de pócimas y hierbas medicinales, a las que antes se acusaba de brujería) y, por supuesto, las esposas dominantes. Con todos estos elementos en el caldero elabora una disparatada e hilarante cinta que quizá para las mentalidades más ortodoxas sea una mofa de las causas feministas, pero que en realidad es una regocijante comedia de terror. Es cierto que el epílogo está de más, pero esa es peccata minuta.

De la Iglesia no pierde ocasión para hacer referencia a la crisis económica y la delincuencia como respuesta al desempleo, lo cual sirve de fondo para colocar a sus personajes masculinos siempre al borde del abismo.

Detrás de las cámaras

Coescrita por Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría, la cinta fue rodada en el mismo pueblo de Zagarramurdi, con escenas en la misma cueva donde hace siglos se practicaron aquelarres. Participaron en la filmación todas las mujeres del pueblo, “con una alegría sin igual”, contó el director.

En 2014 obtuvo 10 premios Goya, incluidos los de mejor actriz de reparto (Terele Pávez), música, fotografía, montaje y dirección artística.

Esta entrevista con el director y escritor no tiene desperdicio porque sus declaraciones son como sus películas, ambiguas y divertidas: “Soy misántropo, no misógino. Las mujeres son malas y perversas, pero eso es algo de lo que tendrían que estar orgullosas. Los hombres somos estúpidos y lerdos, y nos dejamos dominar por ellas. Y yo, en la guerra de sexos, intento estar con el más débil…”

[ Gerardo Moncada ]

,

No comments yet.

Deja un comentario