Leo Eduardo Mendoza, escribir para entender y transformar el mundo

CREADORES

Leo Eduardo Mendoza ha explorado muy diversos caminos de la escritura: el cuento, el guionismo y el periodismo cultural. Es su forma de estar en el mundo, de comprenderlo y transformarlo.

7 abril 2015.- Hace tres años, un mediodía entre semana abordé el Metro de la Ciudad de México y encontré en medio de la multitud al escritor Leo Eduardo Mendoza, absorto en la lectura. Me pareció una estampa que lo retrataba en aspectos medulares: no se detiene, se mueve por la ciudad con soltura; no rehuye las aglomeraciones, se adapta a ellas; aprovecha cualquier oportunidad para leer.

Es una persona gentil que ejercita sistemáticamente la síntesis, por eso a veces da la impresión de ser parco. Sin embargo, no es partidario de ceñir el mundo a elecciones cerradas y excluyentes, a ideas específicas, a listas cortas de preferencias. Al contrario, apuesta por un mundo abierto, plural. No tiene fórmulas para la vida, pero sí banderas asociadas al humanismo, la crítica y la libertad.

Otro Ángulo: Menciona tres cambios que consideras indispensables para México.
Leo Eduardo Mendoza: Transparencia, rendición de cuentas y mayor ciudadanización de la política.  Y una más, lucha frontal contra la corrupción.

OA: Si te encargaran un guión acerca de la cultura en México, ¿qué género escogerías?
LEM: No sé. Probablemente histórico aunque también me encantaría hacer una comedia.

OA: ¿Y si fuera específicamente acerca del ámbito literario?
LEM: Los escritores de la República Restaurada [1867-1876]. José Revueltas.

OA: ¿Cómo percibes el activismo social en México y qué perspectivas le ves?
LEM: Creo que ha crecido en los últimos años y sobre todo en los últimos meses. Sin embargo creo que uno de los problemas es la falta de dirección política, de aprovechar la movilización para ahondar en la transformación democrática de México.

OA: ¿Qué ha aportado internet a la vida política, social y cultural de México?
LEM: Información inmediata y vertical pero también mucha información basura, creencia ciega en lo que se dice sin comprobación de fuentes. Afortunadamente es mayor la crítica y la discusión aun cuando no se pueda profundizar demasiado. Ahora en el aspecto de la libertad de expresión soy partidario de la libertad absoluta para decir lo que se quiera.

OA: Y en particular, ¿qué han aportado las redes sociales a la vida política, social y cultural?
LEM: Velocidad en el manejo de la información, información alternativa aunque también es notable una excesiva ideologización.

OA: ¿Cuáles son los mecanismos de control (o enajenación) que más amenazan a los individuos y a la sociedad en México?
LEM: Siempre y en cualquier momento, la tentación autoritaria, el manejo de los medios y la falta de crítica.

OA: Aproximadamente, ¿cuántos libros lees al año (o al mes)?
LEM: Depende. En este momento estoy leyendo unos seis al mismo tiempo pero en general leo uno o dos por semana.

OA: De lo que leíste el último año, ¿qué libro recomiendas?
LEM: París desaparece, de Héctor Manjarrez; Este libro lo hará más inteligente [de John Brockman]; Atrapados, Cómo las máquinas se apoderan de nuestras vidas, de [Nicholas] Carr; y Cómo Shakespeare lo cambió todo [de Stephen Marche].

OA: De lo leído en toda tu vida, ¿qué libro considerarías un clásico personal?
LEM: Muchos pero puestos a escoger: El Quijote, Fiesta de Ernest Hemingway y Trenes rigurosamente vigilados de Bohumil Hrabal.

OA: En tu experiencia, ¿cuáles son los principales beneficios de la lectura?
LEM: Sinceramente creo que nos hace mejores personas.

OA: ¿Qué música te ha marcado?
LEM: Mucha, pero puestos a elegir: Beethoven, Mozart, Puccini y Serrat.

OA: ¿Qué expresiones artísticas nutren principalmente tu escritura y de qué manera?
LEM: Nada humano me es ajeno: ciencia, psicología, pintura, cine, música y ópera.

OA: ¿Qué puede hacer la sociedad ante los intentos de control de la información y censura a la libertad de expresión?
LEM: Resistir. Siempre resistir.

OA: Para ti qué significa la expresión “ejercer nuestro derecho a vivir la contemporaneidad”.
LEM: Estar en el mundo, entenderlo y luchar por transformarlo.

Perfil
La vida de Leo Eduardo Mendoza gira en torno a las letras. No sólo por haber ganado a los 15 años el Premio de Ensayo del Instituto Nacional de la Juventud o por haber estudiado letras hispánicas. Es por eso y porque cada actividad que realiza tiene como materia prima la lectura y la escritura.

Cuentista y guionista, ha sido también profesor universitario, coordinador de talleres literarios e incluso corrector de estilo.

Es autor de los libros A pesar de los aviones, Mudanzas y Relevos australianos, además de coautor y antologador de varios más.

Obtuvo el Premio Nacional de Cuento San Luis Potosí en 1988 por Relevos australianos. También recibió el Premio de Cuento del VI Concurso Nacional Literario de la Sociedad de Escritores de Oaxaca, en 1994. Ese mismo año, el Fondo Nacional para las Ciencias y las Artes (FONCA) le otorgó una beca en el área de cuento. En 1996, el Fondo de Estímulos a la Creación Artística (FOECA) de Oaxaca también lo eligió como becario.

Leo Eduardo Mendoza nació en 1958 en Oaxaca; posteriormente adoptó la “nacionalidad” sinaloense para finalmente, a partir de la década de 1980, instalarse en el DF.

El escritor Eusebio Ruvalcaba ha dicho que Leo es un “conocedor del alma humana, de las profundidades inescrutables del sufrimiento y de la alegría. Da gusto leer sus cuentos: siempre frescos y desparpajados, como aves surcando el cielo”.

Por más de 20 años, ha ejercido el periodismo cultural en diarios, televisión y una amplia variedad de revistas.

Además de las letras, Leo es un apasionado de la historia.

Por sobre todo, es un lector omnívoro. Si existiera como oficio, de seguro sería un lector profesional.

[Gerardo Moncada]

 

,

One Response to Leo Eduardo Mendoza, escribir para entender y transformar el mundo

  1. alejandro 23 marzo, 2017 at 8:03 pm #

    Relevos, buen libro.

Deja un comentario