Manuel Maples Arce, la euforia del nuevo siglo

Manuel-Maples-Arce

(Veracruz, 1 mayo 1898 – DF, 26 junio o 16 julio 1981)

Al inicio del siglo XX, las innovaciones tecnológicas, las rupturas estéticas, los drásticos cambios sociales y políticos que vivía el mundo, todo alentó expectativas desbordadas y expansivas, por momentos tan frenéticas como la velocidad que adquiría el nuevo siglo. La poesía no quedó al margen de este furor.

CANCIÓN DESDE UN AEROPLANO
Estoy a la intemperie
de todas las estéticas;
operador siniestro
de los grandes sistemas,
tengo las manos
llenas
de azules continentes.

Aquí, desde esta borda,
esperaré la caída de las hojas.
La aviación
anticipa sus despojos,
y un puñado de pájaros
defiende la memoria.

Canción
florecida
de las rosas aéreas,
propulsión
entusiasta
de las hélices nuevas,
metáfora inefable despejada de alas.

Cantar.
Cantar.
Todo es desde arriba
equilibrado y superior,
y la vida
es el aplauso que resuena
en el hondo latido del avión.
[…]

Al llegar te entregaré este viaje de sorpresas,
equilibrio perfecto de mi vuelo astronómico;
Tú estarás esperándome en el manicomio de la tarde,
así, desvanecida de distancias,
acaso lloras sobre la palabra otoño.
[…]

Soledad apretada contra el pecho infinito.
De este lado del tiempo,
sostengo el pulso de mi canto;
tu recuerdo se agranda como un remordimiento,
y el paisaje entreabierto se me cae de las manos.

Manuel-Maples-Arce_Urbe

URBE
Entre los matorrales del silencio
la oscuridad lame la sangre del crepúsculo.
Las estrellas caídas
son pájaros muertos
en el agua sin sueño
del espejo.
[…]

Los ríos de blusas azules
desbordan las esclusas de las fábricas
y los árboles agitadores
manotean sus discursos en la acera.
Los huelguistas se arrojan
pedradas y denuestos,
y la vida es una tumultuosa
conversión hacia la izquierda.
[…]

PRISMA
Yo soy un punto muerto en medio de la hora,
equidistante al grito náufrago de una estrella.
[…]

La ciudad insurrecta de anuncios luminosos
flota en los almanaques,
y allá de tarde en tarde,
por la calle planchada se desangra un eléctrico.

El insomnio, lo mismo que una enredadera,
se abraza a los andamios sinoples del telégrafo,
y mientras que los ruidos descerrajan las puertas,
la noche ha enflaquecido lamiendo su recuerdo.

El silencio amarillo suena sobre mis ojos.
Prismal, diáfana mía, para sentirlo todo!
[…]

Manuel-Maples-Arce_Andamios-interiores

PERFIL
Precursor de la vanguardia en Latinoamérica, Manuel Maples Arce fundó el movimiento estridentista con Arqueles Vela, Germán List Arzubide, Luis Quintanilla y otros más. Este movimiento pugnaba por la renovación radical de la literatura y el arte. Maples Arce redactó el primer manifiesto.

“Manuel Maples Arce (fue) un auténtico vanguardista por vocación y decisión […] Nos ha dejado algunos poemas que me impresionan por la velocidad del lenguaje, la pasión y el valiente descaro de las imágenes. Imposible desdeñarlo, como fue la moda hasta hace poco”, escribió Octavio Paz en 1966, en el prólogo de la antología Poesía en movimiento.

Más adelante abunda: “Contra el tradicional concepto de la eternidad de la poesía, cifrada en el canto de la naturaleza, el amor y la muerte, mantuvo su idea de reflejar ‘los grandes dolores de la época, las cóleras, las rebeldías, los sudores oscuros y las tragedias que devastan las estaciones y los seres a las puertas blindadas de nuestro tiempo’”.

Y agrega: “Abordó, por eso mismo, los temas sociales y la belleza de las intervenciones mecánicas, siempre con un impulso que lo acerca al ímpetu grato de los futuristas. A su obra llegan influjos de las últimas corrientes europeas, que él aclimata debidamente para procurar, en los primeros años de la tercera década del siglo, la renovación de la poesía mexicana”.

Siempre polémico, el crítico Emmanuel Carballo consideró al estridentismo una “tendencia de vanguardia entre azul y buenas noches”. Y estimó que los poemas más duraderos podrían ser los que escribió Salvador Novo, como burla a los de Maples Arce.

Sin embargo, el estudioso Luis Mario Schneider calificó Poemas interdictos, de Maples Arce, como “uno de los poemarios más relevantes de la vanguardia en castellano”.

Obras de Manuel Maples Arce:
Rag: Tintas de abanico (1920).
Andamios interiores. Poemas radiográficos (1922).
Urbe: Superpoema bolchevique en cinco cantos (1924).
Poemas interdictos (1927).
Antología de la poesía mexicana moderna (1940).
Memorial de la sangre (1947).
Las semillas del tiempo: obra poética 1919-1980 (1981).

[Gerardo Moncada]

Notas relacionadas
Jaime Sabines
José Emilio Pacheco
Homero Aridjis
Sor Juana Inés de la Cruz

 

, ,

No comments yet.

Deja un comentario